miércoles, julio 24, 2024

RECUÉRDAME...



 

Recuérdame que estoy aquí,

Agarrada a los puentes de los deseos,

Atrapada en la oscuridad de tu mirada.

Y no sé, me enamoré

De la distancia de tus besos, de tus abrazos

Las estaciones se van,

Un verano desfallece mis ganas.

Mis ganas de pensarte, de quererte, de esperarte, de conversarte

En las paredes blancas que me atrapan

y me escupen frente a un espejo.

Recuérdame que estoy aquí,

Frente a un muelle donde las olas duermen

Donde olor impreciso de tu llegada se hace mudo,

Donde la brisa conversa con las ballenas

Y gaviotas me cogen de las manos

Para volar en el paraje de los sueños.

jueves, julio 18, 2024

LAS VOCES DE LAS BALLENAS

 



Las voces de las ballenas,

La bahía,

Un largo paseo con vistas al crepúsculo.

El silencio de los cuerpos

Los ojos desnudos en la amplitud de un mañana.

El callar de la mar

Mientras desde la orilla de una playa

Las pardelas gravitan en un juego en espiral.

Mis deseos

Mis sueños

Mi hambre

Mi sed

Pronuncio silenciosa tu nombre,

Pronuncio alas cortadas en una idea

De pensarte, de amarte.

Las voces de las ballenas

Y soy olvido

Y soy insonora

Y soy latido que se confunde con el bramar de las olas

Y aquí estoy

Y esto soy

Inanimado columpio emergiendo al son de las jornadas.

 

domingo, julio 14, 2024

AL FINAL DE LAS OLAS...


 







Al final de las olas.

Incorrupto mensaje de ballenas

Insomne llamada a la luna.

El tránsito de la luz de un verano

Batiéndose con cenizos ojos

Cuando somos sonoridad del ánimo,

Caricia de las viejas mareas de nuestra memoria

Y llega, al final de las olas

Conversando con el todo, con la nada.

martes, julio 09, 2024

JULIO,...

 

Suave, llega el verano. Un sol estridente desciende hasta los ojos. La mirada se pierde en el horizonte. Los cuerpos , lentos, toman el silencio del vacío. Un túnel nos transporta a otra dimensión. Aletean los pájaros, cantan cuando la llegada se hace dueña de rostros perdidos, enlutados de desgana. Se tumban, el oleaje se vuelve tranquilo, relajado, lamiendo los pies desnudos gentes a la deriva. Suave, llega el verano. Un mes de julio, me asomo, un árbol. Besos viajeros aprendiendo a sonreír mientras la caricia se hace levita en la ausencia.

Saludos, ojos verdes latiendo en lo prófugo del día. Cómo estás, hace tanto tiempo….tanto tiempo que las paredes de mi habitación tiemblan. Y ahora el frío se ha ido, camino por calles inanimadas , camino por nubes descoloridas, camino por ramas donde las hojas sangran. Saludos, aquí estoy , otra vez. Sí, otra vez, con ese vestido que me regalaste, con ese beso que se fue , perdido en la inconciencia de amar. Sí, he venido. He venido para amarte. He venido para verte. He venido para hablarte de los pájaros que cantan.

Regresas, es julio. Las estaciones avanzan y con los años todo va más rápido. Una celeridad que desalma nuestros pilares, aun estáticos. La muerte llegará. El beso volverá. El amor se despedirá como yo me despido de ti ahora. Vete. Sí, regresa de donde has venido. Todo quedo terminado. Solo lo terquedad. Solo la memoria desganada. Solo las caricias perdidas. Regresas , es julio. Por tu cara el sudor rastrea tus lágrimas. Sabes que no puede ser. Sabes que es no e insistes. Respiras el aliento descarado de seguir columpiándote sobre mis manos. Pero, no. Ya todo no es igual. Nada se repite. Mira, el océano, olillas que vienen, olillas que van y siempre igual unos días más tranquilo , otros más violento pero siempre con la misma sintonía. No querida. No querida. Regresas, es julio y las  aves han partido a otro lugar. Adiós querida. Regresas, es julio.

Saludos, cómo estás, hace tanto tiempo…tanto tiempo…

Suave, llega el verano y los recuerdos nos hace reiterar las épocas idas. Un jardín enhebrado en la sombra nos ampara en nuestras divagaciones y caemos en el ridículo regreso de un querer. Es julio. Es la tarde. Nos emancipamos de las penas mientras los deseos , los sueños cancelan ese espejo donde la realidad se muestras. Más mayores, más cansadas. Entregamos nuestra alma a los demonios de la oscuridad y somos hijos de los vientos del regreso al pasado. Un pasado estático, quebrado en el olvido y que no podrá recuperarse. Sin embargo, suave, llega el verano y los recuerdos tropiezan en nuestros corazones, en nuestra razón. Y nos entregamos a la duda, a ese quizás, a ese todavía…todavía amanece.

domingo, julio 07, 2024

Seca lágrima...

 



Seca lágrima en las latitudes de la existencia, lejana. Cae bajo el insomne sol cuando despierta. Y despierta en las airadas tierras de la caída. Y se levanta…se levante en el labio a labio, en el vientre a vientre de un amor, de conversaciones extraviadas en el misterio.  Mágicas secuencias de un sueño , en vertical, se establece sobre sus hombros y saluda. Qué tal ¿ como con tus jornadas?  tal vez un auge de la pena, tal vez un desvanecimiento en las esferas de la nada. Y la seca lágrima cae, agotada, con la esperanza en los vientos calmos de un mañana. Cetáceos recogen la dejadez , ese saludo la emociona. Los mira como se mira el reverbera de la memoria alojada en las cárceles de la consolación. Y de nuevo despierta, de nuevo se levanta …se levanta en el labio a labio, en el vientre a vientre de un amor. Uhm, el amor. Pieza tierna, valerosa donde los humanos entablamos la libertad, la paz eviterna. Y los cetáceos cantan y las palomas regresan a su balcón y ella se asoma.